TRANCOSO, casitas de colores, posadas, restaurantes y playas paradisíacas

Trancoso
Foto: Trancoso, Porto Seguro. Gentileza de Embratur

Trancoso esta situado en lo alto de una colina, y es un pequeño pueblo distrito de Porto Seguro y uno de los lugares más solicitados del litoral de Bahia. Es un lugar ideal para escapar del bullicio de las grandes ciudades y descansar, a la orilla de playas paradisíacas, de arena fina y agua tibia.
Fundada en 1586 por los jesuitas, la ciudad tiene como principales atracciones sus playas, algunas desiertas, como Itaquena y Patimirim, además del famoso Cuadrado Histórico. Plaza protegida por el Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (Iphan), el Cuadrado está lleno de casitas de colores, posadas, restaurantes (rústicos y elegantes) y tiendas de artesanía.

Pueblito con encanto, casitas de colores y playas exóticas. ¡Uno de los destinos más buscados de Bahia es un verdadero paraíso!

El mejor programa en Trancoso es conocer las playas, donde hay puestos para beber y comer manjares típicos de Bahía, como el acarayé (bollito de frijoles frito relleno de camarones secos y condimentos). A diez minutos del pueblito se encuentra Praia dos Coqueiros, con arrecifes que forman piscinas naturales con la marea baja y son perfectas para bucear.

Trancoso
Foto: Trancoso, Porto Seguro. Gentileza de Embratur

En la orilla sur del río Trancoso, se encuentra la animada Praia dos Nativos, donde se pueden realizar paseos a caballo y alquilar kayaks y tablas de surf. Desde Praia do Rio Verde hasta Espelho, son 16 km de arenas desiertas, pasando por Pontas de Itaquena y de Itapororoca, y por Barra do Rio dos Frades, donde el río corre paralelo a la playa.
En la dirección opuesta, hacia Arraial d’Ajuda, hay más tramos desérticos y otro buen lugar para un baño de agua dulce: Praia do Rio da Barra. En horas de la tarde, no se puede dejar de contemplar el atardecer en el mirador de la iglesia.
Hace unos años Trancoso adquirió nuevas instalaciones de alojamiento. Son casitas bonitas donde se puede hospedar de manera más privada y recibir amigos, sin renunciar a los servicios del hotel, como tener el desayuno listo a la mañana siguiente y la casa limpia.
La ciudad también tiene campos de golf de alto nivel técnico, rodeados de una densa mata atlántica, acantilados y dunas, y con una vista espectacular del mar, lo que hace que la experiencia sea aún más sensacional.

Playa del Espelho

Foto: Trancoso, Porto Seguro. Gentileza de Embratur

La Playa do Espelho (o do Curuípe), a 22 km del centro de Trancoso, está llena de encanto y sofisticación. Es una playa exótica y tranquila, con un mar tranquilo y de color verdoso, donde se forman hermosas piscinas naturales.
Además de las bellezas naturales, las posadas, bares y restaurantes que están a su alrededor son de muy buen gusto. Estos establecimientos usualmente sirven bebidas, botanas, platos típicos de Bahia, mariscos y otras opciones refinadas.
En el mar cristalino, se destacan las formaciones de arrecifes y corales y sus piscinas naturales, apreciadas por quienes les gusta bucear. En la arena, palmeras y acantilados que ofrecen una visión panorámica de todo el escenario.
Los puestos que están en la arena también son excelentes, y ahí usted puede aprovechar unas fantásticas hamacas, esteras de paja y almohadas para admirar la vista con toda la comodidad posible.
Además de la playa, hay un pueblito llamado Vila do Outeiro, lleno de casas coloridas, tiendas, posadas, talleres y restaurantes.

Cuadrante Histórico de Trancoso

Trancoso
Foto: Trancoso, Porto Seguro. Gentileza de Embratur

Llamado Cuadrante, el centro de Trancoso es muy hermoso y merece tanta atención como las playas de la región.
Los destinos turísticos en el litoral de Bahia acostumbran estar marcados por playas y bellezas naturales, ¡pero el pueblo de Trancoso tiene más que ofrecer! Su centro histórico, llamado Quadrado también les encanta los turistas, con sus casas coloniales y sus jaqueiras, almendros y otros árboles centenarios. Un campo de fútbol es la diversión de los niños.
Declarado patrimonio por el Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (Iphan), el Quadrado está lleno de casitas coloridas que enmarcan el paisaje. Alrededor de la plaza también hay posadas, tiendas de artesanías y restaurantes (elegantes y rústicos), que son los responsables de la agitación en la ciudad. ¡Ahí es donde todo pasa!
Uno de los atractivos locales es la Iglesia de São João. Construida en 1656, está en la cima del acantilado, a 400 m de altura y de espaldas al bello mar verde.
Los innumerables bares, muchos con mesas afuera para quien desea apreciar la vista, comienzan a abrir cuando cae la tarde, y las velas iluminan toda la plaza, haciendo que la ciudad se vea aún más encantadora.

Trancoso
Foto: Trancoso, Porto Seguro. Gentileza de Embratur

Fuente: Embratur