Foz do Iguaçu es una de las postales del país, eso gracias al espectáculo monumental de las 275 caídas de agua que forman las Cataratas do Iguaçu, distribuidas a lo largo de 2,7 km en la frontera entre Brasil y Argentina. De las 19 denominadas “grandes caídas”, tres (Floriano, Deodoro y Benjamin Constant) están del lado brasileño, en el Parque Nacional do Iguaçu.

Foz do Iguaçu ofrece al turista una mezcla de encantamiento y emoción con actividades como rapel, escalada, tirolesa y rafting en el Rio Iguaçu

Conservado como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco, es el hábitat de distintas especies de peces, aves, mamíferos y mariposas. La mejor época para apreciar las Cataratas es el verano (diciembre a febrero), cuando las lluvias son rápidas y el volumen de agua es mayor. En Foz do Iguaçu también no faltan opciones de paseo, como el Parque das Aves y el Marco das Três Fronteiras, cuyo comercio diverso y precios invitadores atraen la atención de los turistas.

Foz do Iguaçu
Foto: Foz do Iguaçu. Gentileza de Embratur

Quien busca aventura tampoco se decepciona. Foz do Iguaçu ofrece al turista una mezcla de encantamiento y emoción con actividades como rapel, escalada, tirolesa y rafting en el Rio Iguaçu. El lago formado con la construcción de la usina hidroeléctrica de Itaipu también trae opciones de diversión con sus playas artificiales, fondeaderos, marinas y parques. También vale la pena aprovechar la infraestructura deportiva de la ciudad, con sus bellos campos de golf y canchas de tenis.

Marco das Três Fronteiras

Foto: Marco das Três Fronteiras/Érica Marrone Furini/pmfi.pr.gov.br
Foto: Marco das Três Fronteiras/Érica Marrone Furini/pmfi.pr.gov.br

El obelisco es uno de los principales puntos turísticos del municipio y simboliza la intersección de Brasil, Argentina y Paraguay. El lugar dispone de estacionamiento, cafetería, tienda de artesanía y mirador, desde donde se puede apreciar la puesta del sol.

Parque das Aves

Foz do Iguaçu.
Foto: Foz do Iguaçu. Gentileza de Embratur

Con un área de 17 hectáreas de selva nativa, alberga más de 900 aves de 150 especies en grandes viveros abiertos a la visitación. En el lugar, se encuentran incluso yacarés, tortugas, serpientes y un mariposario.

Parque Nacional do Iguaçu

Foz do Iguaçu
Foto: Foz do Iguaçu. Gentileza de Embratur

Reconocido por la UNESCO, este patrimonio mundial ocupa un área aproximada de 182 mil hectáreas, con cascadas y selva preservada. Miradores y ascensores panorámicos posibilitan la observación de las Cataratas do Iguaçu, además de una pasarela que lleva a la Garganta do Diabo, la mayor de las caídas del conjunto. También es posible almorzar y cenar en los restaurantes a la orilla de las Cataratas.

Ponte da Amizade

ponte-da-amizade
Foto: Ponte da Amizade/brasil.gov.br

Inaugurado en 1965 y ubicado en el final de la carretera BR-277, el puente da acceso por carretera a Ciudad del Este, en Paraguay. Turistas de países que no pertenecen al Mercosur deben presentar pasaporte y visa (cuando fuera requerida) en la aduana.

Usina Hidroelétrica de Itaipu

Foz do Iguaçu
Foto: Foz do Iguaçu. Gentileza de Embratur

En la visita a la mayor hidroeléctrica del mundo, se puede observar la imponencia de la obra y de las aguas por los lados externo e interno de la usina. El Complexo Turístico de Itaipu incluso ofrece atracciones y actividades en territorio brasileño y paraguayo.
Frontera

Foz do Iguaçu
Foto: Foz do Iguaçu. Gentileza de Embratur

Foz do Iguaçu hace frontera con Argentina y Paraguay. Por eso, el tránsito de turistas brasileños y extranjeros en la región es intenso. En la aduana brasileña, repare para las cuotas de compras: terrestre, US$ 300 y vía aérea (de Asunción, en Paraguay, o Buenos Aires, en Argentina), US$ 500. En las compras por encima de los valores recae un impuesto del 50% sobre el valor excedente. Turistas brasileños y extranjeros deben llenar el formulario de Declaración de Equipaje Acompañada (DBA), incluso respetando los límites permitidos. Documentos Extranjeros deben presentar pasaporte o pasaporte acompañado de visa (cuando fuera necesaria); extranjeros residentes en países del Mercosur pueden transitar con documentos de permanencia, una vez que la visa consular sea otorgada por el país de recepción.

Hospedaje
La ciudad de Foz do Iguaçu es abastecida por una gran variedad de hoteles, desde los más simples a los más lujosos, siempre listos para atender todas
las necesidades y expectativas de los turistas. Existen también posadas con servicios especializados para los turistas extranjeros.

Transporte
Foz do Iguaçu se comunica con Curitiba y Paranaguá por medio de la carretera BR-277. Su carretera recibe autobuses desde las principales ciudades paranaenses y también de Paraguay y de Argentina. El Aeropuerto Internacional de Foz do Iguaçu/Cataratas recibe vuelos comerciales de grandes compañías aéreas nacionales, provenientes de las principales capitales brasileñas.

Fuente: Guia Brasil Ciudades/ Embratur